Amor Platónico

Tú desnuda, alegre y ardiente, estabas arrodillada al borde de la cama, me lo estabas chupando, te lo tragabas todo...

Cuéntame una historia

No te conocía, pero sabía quien eras, nos habíamos cruzado en ese mismo bar varias veces. Esa noche te encontré buscando quien te diera fiesta, y me conseguiste en la barra, sin gente, sin llorones, ni rocolas, yo solo quería algo de diversión extra, sin imperativos ni compromisos, ni cuaimas nocturnas. Te vi meneando las … Sigue leyendo Cuéntame una historia

Aventura tipo antro: Greenwich

Saludé al portero, y entré, como cada viernes desde hacia dos meses, como a las nueve de la noche, pasé entre las mesas y el público, buscaba un espacio no tan saturado. Me instalé al final de la barra, pedí un tercio y observe el zoo caraqueño, nada había cambiado desde la última vez, las … Sigue leyendo Aventura tipo antro: Greenwich

Boogaloo caraqueño

Jueves, todos los jueves, siempre los jueves, desde Pigmalión hasta El Ánfora de Oro... solo pensar en los nombres de los lugares y el día, me dan ganas de portarme mal. Los noventa caraqueños, post rock y pre Dj's, sonaban bien y la escena nocturna venía con todo. Yo trabajaba en la radio y estudiaba … Sigue leyendo Boogaloo caraqueño

¿Jugamos?

Durante meses mantuvimos una relación erótica, vía chat, FaceBook o WhatsApp, compartimos fotos, audios y algunos vídeos, por separado. Y durante meses maquiné un encuentro, aprovechando un posible viaje de trabajo, les lance el anzuelo a ambas. República Dominicana fue el destino, una vivía en Miami y la otra en Caracas, nos conocimos en la … Sigue leyendo ¿Jugamos?

La coleccionista

Compartimos durante tres años y dos meses, cuarenta y siete metros cuadrados sin gatos ni perros. Manteníamos más sexo que conversaciones, se nos daba mejor el intercambio ardiente que la plática, asumo que fue la razón única para mantenernos juntos tanto tiempo. Ella, antropóloga. Nos conocimos en la universidad e intimamos pocos años después de … Sigue leyendo La coleccionista

Caribe 07/1995

Hace dos días recibí un audio, doce minutos y veinte segundos, me lo envió alguien que no quería ser descubierta rápidamente, sonidos grabados de sexo, descubrí mi voz y la de una chica. Lo habían enviado desde una dirección de email “chimba” para no ser rastreada, con el título "Caribe 07/1995". Cómo no recordar aquel … Sigue leyendo Caribe 07/1995