El Encargo

Nos escapamos dos semanas a la casa de Margarita, por Cimarrón, muy cerca del mar, sin carro, ni teléfono. Fue a principios de julio, cuando no había llegado nadie a la isla. A la casa le hacía falta trabajo, pero tenía lo suficiente para hospedarse y divertirse. Nuestra relación no era seria, ni podría decirse … Sigue leyendo El Encargo

Anuncios

Curso a domicilio

Para ganarme la vida en París, entre otras cosas, he impartido cursos de montaje de vídeo en institutos y a domicilio, tanto para jóvenes, profesionales como para estudiantes de publicidad y también a particulares. Una pareja de homosexuales de New York, excelentes clientes, pero terribles alumnos, con cierta confianza, me recomendaron con una amiga de … Sigue leyendo Curso a domicilio

La coleccionista

Compartimos durante tres años y dos meses, cuarenta y siete metros cuadrados sin gatos ni perros. Manteníamos más sexo que conversaciones, se nos daba mejor el intercambio ardiente que la plática, asumo que fue la razón única para mantenernos juntos tanto tiempo. Ella, antropóloga. Nos conocimos en la universidad e intimamos pocos años después de … Sigue leyendo La coleccionista

Caribe 07/1995

Hace dos días recibí un audio, doce minutos y veinte segundos, me lo envió alguien que no quería ser descubierta rápidamente, sonidos grabados de sexo, descubrí mi voz y la de una chica. Lo habían enviado desde una dirección de email “chimba” para no ser rastreada, con el título "Caribe 07/1995". Cómo no recordar aquel … Sigue leyendo Caribe 07/1995

Noches Salvajes

La pasábamos muy sabroso en un penthouse de Sebucán. Cada noche no llegábamos a veinte, todos andábamos más o menos por los treinta, sobre todo muy atrevidos y experimentando. Asistían tres tipos de parejas: las platónicas, las del momento y las de una noche. Esas fiestas se armaban en un dos por tres, comenzaban a … Sigue leyendo Noches Salvajes

Vídeofilia

Me asomé por la ventana y estabas allí, achicharrada por el sol caraqueño de mediodía, me esperabas sentada en la parte delantera de tu auto, me viste y señalaste tu reloj con el dedo índice derecho, me desaprobaste con la cabeza, te lance las llaves y sin gritar te dije "me estaba duchando". Abriste la … Sigue leyendo Vídeofilia

Ají Dulce

Los lugares eróticos son eso, lugares comunes, la cocina es uno de esos que se repiten hasta el cansancio. A mí me gustan ambos, tanto cocinar como el sexo, y si se practican en buena lid, uno puede ser la consecuencia o complemento del otro, y viceversa. Si te gusta la cocina, tienes que ir … Sigue leyendo Ají Dulce