Noches Salvajes

La pasábamos muy sabroso en un penthouse de Sebucán. Cada noche no llegábamos a veinte, todos andábamos más o menos por los treinta, sobre todo muy atrevidos y experimentando. Asistían tres tipos de parejas: las platónicas, las del momento y las de una noche. Esas fiestas se armaban en un dos por tres, comenzaban a … Sigue leyendo Noches Salvajes